Now Playing Tracks

50 SOMBRAS DE GREY Y EL INCIDENTE

Andrew sintió algo apretado en su pantalón, 50 sombras de Grey era demasiado erótico, le gustaba, disfrutaba cada capítulo. Jamás había leído algo así, estaba excitado y mucho. Definitivamente Christian Grey era alguien a quien admirar, se imaginó a si mismo siendo el sexópata empresario, y Sarah era su sumisa. Recordó como le quedaba su jean azul gastado, la forma en que acentuaba sus curvas. Llevó su mano al interior de su pijama, dejó el libro a un costado, era su momento de lucirse, de ser el dominante. Estaba a segundos de terminar, tenía la piel de gallina y transpiraba bastante cuando Patrick irrumpió en la habitación sin tocar. Ambos quedaron perplejos, Andrew se apresuró a taparse con una almohada aunque ya era tarde, su padre había presenciado su performance. Fue un instante el que le tomó a Patrick darse vuelta disculpándose a los gritos y salir del cuarto chocándose con todo lo que estuviera al paso, pero ese instante fue una eternidad para Andrew. De solo pensar que su padre lo había visto masturbarse se le revolvía el estómago, no podía ser una situación más humillante, más incómoda, más Andrew.

No me puede estar pasando esto pensó Andrew. Había hecho todo lo posible para no cruzarse a su padre en la casa, anduvo a hurtadillas toda la mañana y finalmente a la hora de ir a tomar el autobús le avisó a Emma, quien estaba en el baño en su sesión de maquillaje, que se iba y salió por la puerta de atrás.  Todo eso para nada, porque el transporte escolar había decidido pasar 5 minutos antes dejando a Andrew aterrorizado con la idea de tener que pedirle a su padre que lo acercara al colegio. Miró a ambos lados de la calle, no había nadie conocido, nadie que pudiera darle una mano. Notó como le sudaban las manos, quería desaparecer, tener la capa de invisibilidad de Harry Potter o borrarle la memoria a Patrick como los vampiros de The Vampire Diaries, pero lamentablemente ninguna era una opción válida para la vida normal y ordinaria de un humano.

Andrew comenzó a caminar hacia su casa, resignado. A lo lejos se escuchaba “The Scientist” de Coldplay, de a poco el sonido se iba acercando pero ni siquiera volteó a ver, estaba metido en lo que venía: Una rara charla con su padre sobre la masturbación y el sexo, conversación que había tratado de evitar todos esos años.

-¡Andrew! ¿Necesitas transporte musicalizado?-Gritó una voz femenina

Andrew miró de reojo a la vieja chevy, era Sarah con su sonrisa perfecta. Ella era simplemente perfecta y una vez más estaba para salvarle el día…

To Tumblr, Love Pixel Union